Acciones tan cotidianas como escribir un mensaje, utilizar las redes sociales o enviar un email, repercuten directamente en las emisiones de CO2 al planeta. 

Cuando hablamos de cambio climático, el consumo de actividades en línea es más difícil de cuantificar, así que ¿Cómo pueden las empresas identificar y reducir su consumo digital? En el siguiente post te contamos por qué el SMS es la solución de comunicación más ecológica para las empresas.

Por qué emiten CO2 las comunicaciones digitales

En primer lugar es importante saber que la contaminación digital procede del flujo de datos en internet, y estos datos son a su vez consultados desde teléfonos, ordenadores o tabletas que consumen energía. Cada etapa de este proceso consume energía y emite el conocido CO2 al planeta. 

En el caso particular del SMS, existe un menor volumen de datos y de intermediarios en el proceso. Únicamente se utilizan las frecuencias y la red de la telefonía convencional, por lo que la ruta es más directa entre emisor y receptor, y el consumo se reduce prácticamente en la energía necesaria para alimentar los dispositivos.

Si realizamos una comparativa entre el consumo del SMS con otros canales de comunicación como el email, las videollamadas, o las aplicaciones móviles, podemos ver que existen muchas variaciones en el impacto que producen en el medioambiente.

Según Mike Berners-Lee, investigador de la Universidad de Lancaster y autor del libro “How bad are bananas? The carbon footprint of everything”, los SMS son el tipo de comunicación menos contaminante:

¿Cuánto CO2 emite cada canal de comunicación?

  • Enviar un SMS es con diferencia la alternativa más ecológica, ya que cada mensaje de texto genera sólo 0,014g de CO2. 
  • Un correo electrónico puede emitir desde 4g de CO2 hasta 50g de CO2. Los emails estándar son los menos contaminantes, mientras que en el caso de tener archivos adjuntos, las emisiones de CO2 son superiores. 

Según información del International Workplace Group (IWG), en el caso de los emails que llegan a la carpeta de spam, hablamos de un consumo de 0,3g de CO2. Esto es debido a que los correos electrónicos se guardan en un servidor que almacena los emails hasta que la persona conscientemente los elimine.

  • Una videollamada produce entre 4g y 215g de CO2 según un estudio realizado en 2012 por la Universidad de Nueva Gales del Sur (Sídney). 
  • Las aplicaciones móviles también tienen una repercusión sobre el planeta. Según el investigador Mike Berners-Lee, lanzamos a la atmósfera casi 35.000 toneladas diarias de dióxido de carbono, en concreto, 0,2 g por cada mensaje de WhatsApp o tweet. Nuevamente, esto depende del contenido que se envíe: los emojis, las imágenes o los vídeos, harán que el mensaje enviado sea menos ecológico.

También podemos tener en cuenta otro tipo de comunicaciones no digitales como por ejemplo los folletos. Berners-Lee afirma que un folleto impreso enviado por correo convencional emite sesenta veces más emisiones de CO2 que un correo electrónico, es decir, 240g por destinatario. 

Emisiones de CO2 por dispositivo. SMSpubli.

3 ejemplos de comunicaciones ecológicas a través de SMS

Son muchas las posibilidades sostenibles que ofrece el SMS para tu estrategia de marketing digital, desde enviar SMS certificados ahorrando papel, hasta comunicar campañas evitando el envío de emails más contaminantes.

1- Enviar notificaciones fehacientes 

Puedes enviar notificaciones legales y jurídicas ahorrando costes en papel y cuidando el medio ambiente. Con el envío de SMS certificados encontrarás una forma más económica que el burofax y las cartas certificadas. Además, te permite todo tipo de comunicaciones legales y jurídicas independientemente del sector de tu empresa: 

  • Certificar contrataciones (altas o bajas de servicios)
  • Reclamar impagos o gestionar recobros
  • Avisos detención en aduanas
  • Informar sobre cambios en las condiciones o tarifas a tus clientes.

2- Enviar descuentos y promociones 

El SMS es un canal de comunicación especialmente sostenible en comparación con otros canales como el email. Como vimos anteriormente, el email contamina casi 300 veces más que un SMS. Y si hacemos una comparativa con los folletos, estos emiten unos 240g de CO2 por cada destinatario, suponiendo un desperdicio de papel y de dinero. Por ello, las campañas de SMS marketing te permiten tener una comunicación rápida y “eco-friendly” con tus clientes para el envío de promociones específicas o códigos descuento.

3- Enviar recordatorios

El SMS ecológico también es la alternativa más cómoda y directa para enviar recordatorios de citas a tus clientes. 

Una llamada emite más CO2 que un mensaje de texto, por lo que estás contribuyendo al desarrollo sostenible del planeta, y a su vez, reduces las citas perdidas con tus clientes. 

Cada vez más empresas se preocupan por impulsar sus campañas pensando también en la sostenibilidad. La eco-comunicación no solo se centra en el contenido del mensaje, se basa también en utilizar canales de comunicación que apuesten por la conservación del medio ambiente. No es solo el contenido del mensaje el que muestra el compromiso, el canal también marca la diferencia. ¡Porque no existe un planeta B!